top of page

Junto a la diáspora puertorriqueña

Freshpaint Sprigfield

2019 @ Primera edición de Freshpaint Springfield.Springfield, Massachusetts, Estados Unidos.

Murales realizados para la primera edición de Freshpaint en Springfield, Massachusetts, una ciudad hogar de la diáspora puertorriqueña. Esta oportunidad se dio en un momento muy especial en lo que ha sido nuestro proceso de entablar y arraigar lazos con la diáspora puertoriiqueña en los EE. UU. Como muchxs otrxs puertorriqueñxs, integrantes de la colectiva fueron refugiadxs climáticxs en el área conocida como Western Mass debido a los estragos causados por el paso del huracán María en Puerto Rico. De esa experiencia, aprendimos mucho sobre las vivencias de la diáspora y el gran sentido de comunidad que tienen lxs puertorriqueñxs en esa posición. Experimentamos tanto cariño y cuidado, por parte de nuestra comunidad fuera del archipiélago, que quisimos honrar la experiencia diaspórica para nuestra participación en Freshpaint Springfield.

Brincar el Charco

2019 @ Hampden St & Main St, Springfield, MA, EEU.

Brincar el charco, adaptarse y cosechar el futuro. 

El mural en la calle Hampden evoca lo que es mudarse a los Estados Unidos. Se presenta una escena cotidiana donde lx espectadorx puede mirar hacia el espacio íntimo de una mujer y su niña, a través de una ventana hacia el interior de su hogar. La madre lee una carta. Con esa acción aludimos a una conexión con el pasado, el archipiélago y seres queridos en la distancia. Por otro lado, la niña riega las plantas en la jardinera de su ventana. Esta acción invoca el echar raíces en nuevo lugar y cuidar del crecimiento de una nueva vida en un nuevo suelo. Al continuar apreciando la escena, una línea de tendedero sale de la ventana. En lugar de ropa, cuelgan periódicos con distintos titulares de diarios puertorriqueños que proyectan la situación política de Puerto Rico. Este detalle dialoga con uno de nuestros murales comunitarios titulado Cataño (2019). La línea conecta con un poste eléctrico, que tiene letreros como los que indican los nombres de las calles con su dirección. Uno lee “Brincar el charco” apuntando hacia la escena de este mural. Otro lee “Pedacito de tierra” y apunta hacia el mural en la calle Taylor. La escena es una citadina, donde las construcciones en ladrillo rojo son predominantes. Decidimos resaltar esto, debido a que es una de las grandes diferencias entre el paisaje de Puerto Rico y Estados Unidos. Pues, en el archipiélago hay muy pocas construcciones en este material debido a nuestro clima cálido y tropical.

 

Esta escena no solo narra visualmente las complejas relaciones que tienen y cultivan las diásporas. También, invita al espectador a conocer sus vivencias de una forma muy íntima, desde el espacio familiar. Intentamos articular la identidad dual en que se encuentra la diáspora y recordarle a todxs lxs boricuas que la puertorriqueñidad va más allá del territorio.

Ellxs se van con el éxodo

2019 @ Taylor St & Main St, Springfield, MA, EEUU.

El mural en la calle Taylor presenta una escena de la playa, desde la costa hasta un inmenso mar. En el paisaje se puede distinguir un fuerte en la lejanía, la ciudad, un barrio que alude a La Perlay un manglar. Luego nos encontramos frente a tres jóvenes que miran hacia la distancia, mientras una mira directamente al espectador. La imagen de referencia para estas protagonistas fue tomada del proyecto artístico Anoxia del artista Joaquín Octavio en colaboración con el grupo de danza y performance La Trinchera. Siguiendo la mirada de las niñas, el espectador se desplaza hacia la playa y el océano. En el agua, se encuentra un mensaje entre las olas: "Elles se van con el éxodo aunque no se quieren ir", un estribillo tomado de la canción Éxodo por el grupo Zona de Bomba. De la misma forma, el movimiento del agua nos conduce hacia una figura solitaria. La misma es una mujer que sostiene un espejo frente a su rostro. En el espejo recrearemos una versión de otro de nuestros murales, titulado 1ro de mayo de 2018, realizado en el Centro Cultural Segundo Ruiz Belvis, en Chicago, IL.

 

Esta escena evoca el dejar nuestro amado archipiélago construyendo un paisaje que incluye todos los elementos que se aprecian al dejar Puerto Rico desde un avión. La figura que sostiene el espejo con las imágenes de protesta provoca reflexión sobre la situación política de Puerto Rico, además de cómo esas imágenes se convierten en parte de nuestra identidad. Las niñas conducen a la reflexión de la posición en que están las nuevas generaciones. Debido a la situación fiscal y política de nuestro país, nuestra juventud tiene una gran carga. La situación actual es una donde es difícil construir un futuro estable en Puerto Rico, donde no hay una generación joven que de abasto para las necesidades de nuestra creciente población de la tercera edad, donde permanecer en nuestra tierra se convierte en un constante acto de resistencia.

1ro de mayo de 2018

2018 @ ¡Borinken me Llama! Serie de Arte Público. Chicago, IL, Estados Unidos.

Esta pintura en gran formato es parte de “¡Borinken me llama! Public Art Series”, una serie de esculturas y murales realizados en el verano del 2018, en el barrio puertorriqueño de Chicago, coordinada por el Centro Cultural Segundo Ruiz Belvis.

Antes del verano combativo del 2019, ya Puerto Rico llevaba al menos 10 años de recortes y crisis fiscales. Para 2018, ya llevábamos dos años de medidas de austeridad impuestas por la Junta de Control Fiscal bajo la Ley Promesa. Además, muchxs puertorriqueñxs se encontraban lidiando con los estragos en nuestros sistemas públicos tras el paso de los huracanes Irma y María. Por lo tanto, las protestas ya llevaban años escalando en tamaño y en enfrentamientos con la policía. La situación post-huracán solamente dejaba en mayor evidencia la vulnerabilidad en que nos había dejado nuestro gobierno. 

El 1ro de mayo de 2018, específicamente, fue una de las manifestaciones con mayor presencia policiaca en años. Esta pieza, que lleva el mismo nombre, retrata una escena tomada de fotografías periodísticas de ese día, donde se veía la línea de manifestantes ante la línea de la fuerza de choque. Nosotras añadimos la niña en el centro con la cara cubierta, y la figura que tiene la plenera en alto. También incluimos los puños de lucha que utilizan como referente los del cartel serigráfico “Centenario de la abolición de la esclavitud”(1973) por José Rosa Castellanos. En el cielo incluimos una cita de Segundo Ruiz Belvis “No hay estado intermedio entre la esclavitud y la libertad”. La imagen habla por sí sola.

bottom of page