Impacto de COVID-19 en nuestro trabajo

La práctica del Colectivo Moriviví es principalmente arte público y arte callejero. Durante el desarrollo inicial de la pandemia, nuestro trabajo casi se detuvo. Muchos proyectos fueron pospuestos indefinidamente y otros cancelados, pero rápidamente cuestionamos nuestra dinámica de trabajo e hicimos esfuerzos para canalizar nuestra práctica hacia áreas de necesidad como el autocuidado y el arte como terapia.

 

Como todos hemos sentido y afrontado, este año ha sido muy desafiante. Para nuestro colectivo, el mayor desafío fue seguir produciendo artes dirigidas por la comunidad y explorar cómo se vería eso con el distanciamiento físico.  

Acciones en respuesta

Rápidamente comprendimos que la cuarentena tenía un fuerte impacto en la salud mental de nuestra comunidad. Como respuesta, nos movimos para ofrecer talleres de arte en línea . Estos talleres fueron diseñados para ser terapéuticos y abiertos a todo el mundo, sin necesidad de experiencia artística. A través del arte y las técnicas creativas ofrecemos un espacio para aclarar nuestras mentes y canalizar nuestros sentimientos (puedes acceder a ellos en Proyectos).

 

Desde otra perspectiva, las muchas consecuencias de la pandemia y de que 2020 haya sido un año de elecciones puso bajo mucho escrutinio nuestro gobierno. Hubo muchas acusaciones de corrupción e investigaciones en curso, pero lamentablemente nadie ha sido procesado. Nuestra atmósfera política ha sido tensa y agitada desde hace muchos años porque Puerto Rico no puede soportar mucho más abuso y explotación. Reaccionamos a esto a través del arte. Por eso también hemos producido una serie de ilustraciones en protesta por nuestro gobierno y abogando por la acción colectiva y la solidaridad.

 

También tuvimos la oportunidad de realizar dos murales para nuestra comunidad: "El distanciamiento es físico, no social" y "Disección de la memoria" . En medio de un ambiente tan complicado, celebramos haber concretado estos murales. Sin embargo, todavía estábamos muy conscientes de que no podíamos producir arte con nuestra comunidad de la forma en que solíamos hacerlo. Es por eso que nos propusimos explorar nuevas formas de crear artes dirigidas por la comunidad: conceptualizar en un entorno de distanciamiento social.

 

Se nos ocurrió una iniciativa llamada "Tallereo Communitario" que se traduce aproximadamente como "Adoración comunitaria". Les participantes se registraron en línea para una serie de talleres enfocados en la elaboración de ideas que pudiéramos traducir visualmente. Queríamos encontrar formas de hacer posible la fase de conceptualización comunitaria de nuestro trabajo mientras nos distanciamos físicamente. Una fase que creemos es uno de los componentes más importantes de nuestra práctica,

 

En estos talleres, logramos discutir y traer dos temas / ideas en las que Moriviví se basó para producir una obra de arte pública. Como primera e inmediata respuesta, traducimos las ideas a ilustraciones digitales que se lanzaron a través de redes sociales y plataformas online durante febrero y marzo de 2021. Primero, lanzamos: "Sembremos: Homenaje a las Huertas Comunitarias" . En segundo lugar, lanzamos: "Trenzadas: Una cadena de Saberes y Vivencias" .

 

Además de estos proyectos concretos, también hemos seguido colaborando con otros colectivos, organizaciones y grupos para apoyar el activismo, las artes y otros proyectos sociales de diferentes formas. Si tiene curiosidad acerca de esas colaboraciones, no dude en comunicarse con nosotros por correo electrónico.